DenuncialoAqui.com

Domingo
Feb 19th
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

¡Uno no se muere mientras tenga a alguien que le recuerde!

Correo electrónico Imprimir

No es que la gente vivamos poco, sino que nos valoramos y nos pasamos una vida conscientes de tantas cosas, de una flor que se marchita, de una estrella que divaga en el espacio sideral, de la voz temblorosa de un anciano o el grito desesperante de un niño tierno, pero también como dice Calderón de la Barca “…que toda la vida es un sueño y los sueños, sueños son”.

Sentimos que somos demasiado para tan poco tiempo y los seres más queridos se marchan a veces sin tiempo para decir adiós, o cuando ni siquiera eso pueden hacer. Luego no resta la memoria, el recuerdo de aquella sonrisa ligera, de los gestos con los que se dicen mil palabras, de la mirada austera y hasta del modo de contonear una nota musical. Entonces sentimos que es verdad la frase de otra canción popular que recuerda que "no soy de aquí ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir".

Pero repito de nuevo lo que ya he dicho "uno no se muere mientras tenga a alguien que lo recuerde". Cuando un ser querido se ausenta, uno se queda allí, sin pretender nada, y las lagrimas, no solamente las que salen, nos vencen para aliviar el dolor que aqueja los rincones del alma y por las dolencias del cuerpo. Algunos se confortan con las oraciones, otros simplemente se aguantan reconociendo el carácter irreversible de la muerte. Este acontecer es el último de los avatares de la vida en la que la incertidumbre es la compañera fiel tras el giro cierto del sol y la cita asidua de la luna.

Definitivamente la muerte sirve tanto para quien dice adiós, en vez de decir hasta luego, como para quien responde la despedida, inconsciente de la espera, porque con ella aprendemos que la muerte no es un acto sino un proceso que puede ser maestro que recuerda a los vivos lo que fuimos. Estar aquí no certifica estar vivo, uno no lo sabe ni el día en que verdaderamente se muere, al menos que sea factor de cambio de alguna manera. No importa cómo se vivió la vida, tanto el merito como el desagravio se reserva para que otros lo escriban o lo dejen al silencio que muchas veces es más elocuente que las palabras.

Muchos terminaron siendo santos luego de andar por rutas equivocadas confirmando que puede ser ejemplo tanto lo bueno como lo malo, del mismo modo que es tan indispensable el día como la noche. Al final sabemos que muchas personas por sus talentos o por sus virtudes se convierten en algo difícil de olvidar para quienes recorrieron algún trazo del camino junto a ellas. Vivir es un milagro que se inicia mucho antes de nacer, morir es simplemente un capitulo en la espiral que apunta siempre a lo superior. Metafóricamente vale tanto el suelo que nos soporta como el espacio azul al que anhelamos subir.

Dormir es un hábito por una necesidad biológica y no hay nada tan parecido a la muerte si no fuera por los sueños que nos recuerdan que estamos vivos, la muerte es igual, pero en vez de soñar, sonarán brevemente lo que fuimos cada vez que el eco golpee los rincones de la memoria.

Autor: Eramis Cruz

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
 
Copyright © DenuncialoAqui.com, www.denuncialoaqui.com

Live TV / Videos / Publicidad

Foto Del Figureo

¿Quieres estar aquí? Envía la tuya!

Encuesta

¿Cree Usted que Barack Obama está haciendo un buen gobierno?
 

Miembro de FIPED

Federación Internacional de Periodistas Digitales

Sponsored Links

Usuarios en linea

Tenemos 66 invitados conectado

 

Preguntas Frecuentes

Será mi denuncia/noticia automáticamente publicada una vez  yo la envíe? denuncial...

 

El mundo de Alex Rodríguez

 

Por qué llora la tarde si Cheo y la melodía de Anacaona hoy me hacen olvidar Cien Años de Soledad?

 

¿Que es la Chikungunya?

 

Aeropuerto "Internacional" María Montez de Barahona: arrabal donde se reunieron Danilo y Martelly

Cada vez que hay elecciones los "funcionarios" locales, que la gran mayoría no funciona, ...